Ruta del Cambio

Hace poco más de un año, las elecciones europeas sorprendieron al país. Pocos se esperaban el resultado que obtuvimos. En todo estos meses han ocurrido muchas cosas pero la más importante es que cada vez más personas han recuperado la ilusión. La ilusión en un país más justo, la ilusión para poner las instituciones en manos de gente decente, la ilusión por construir entre todos y todas un futuro mejor.

El 31 de enero, en Sol, dijimos que había que soñar y hacerlo tomando muy en serio nuestros sueños. Soñamos seriamente con un país en los que se han visto obligado a irse puedan sacar el billete de vuelta,  un país en el que las personas que quieran sacar proyectos adelante puedan hacerlo sin depender de los bancos, un país en el que acceder a una vivienda no se convierta en un calvario de por vida, un país donde no se cobren sueldos de miseria, un país donde existan políticas que vacunen contra la exclusión y la pobreza.

Hace unos días comprobamos una vez más que, en los grandes momentos de transformación, las grandes ciudades son motor fundamental del cambio político. Ahora millones de personas vuelven a mirar con esperanza a ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Cádiz, Zaragoza, A Coruña… Lugares que van a demostrar que el cambio es posible y que se puede gobernar sin traicionar a la gente.

Democracia es la posibilidad de cambiar lo que no funciona y este país tiene un gobierno agotado e incapaz. El cambio está muy cerca y vamos a hacerlo realidad, pero para conseguirlo necesitamos contar con tú apoyo, necesitamos seguir sumando fuerzas, necesitamos incorporar a más personas al cambio porque no sobra nadie y hacen falta muchas personas. Entre todas y todos lograremos un gobierno serio y honesto, un gobierno capaz y coherente, un gobierno al servicio del país.

En las calles piden cambio, justicia y democracia. Tenemos por delante una tarea enorme porque tenemos que convertir las palabras en hechos. Por eso queremos recorrer el país y escuchar, queremos recorrer el país para dialogar, para ser más, para explicar nuestras propuestas pero también para incorporar otras que nos hagan mejores.

El cambio está en marcha y no lo podrán detener.